Visita al museo de ciencias

El pasado viernes 12 de abril, era el último día de este largo trimestre escolar. Los chicos de 4º de ESO teníamos organizado un plan para pasar esta última mañana de forma amena e interesante, teníamos preparada una clase de biología en el museo de Ciencias Naturales de Zaragoza y ¡allá que fuimos!

El museo está alojado en el magnífico edificio del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, solo ir a visitar el edificio ya merece la pena.

Nos esperaba un guía que nos condujo a la planta sótano del edificio que aloja dos colecciones: una de paleontología y otra de animales actuales de Longinos Navás.

Comenzamos por la visita a la colección de Paleontología, hicimos un recorrido completo a través de la historia de la vida en nuestro planeta. Comenzamos sumergiéndonos junto a los primeros organismos pluricelulares, la fauna de Edícara, hace unos 540 millones de años y fuimos recreando todas las épocas a través de las imágenes, animaciones, vídeos y los más de 250 fósiles que componen la exposición, hasta llegar a la actualidad.

Nos sorprendió imaginar a las especies que habitaban Aragón en esas etapas de la historia terrestre en las que estaba cubierto de aguas cálidas, nos ayudó mucho ver la gran cantidad de fósiles que se han podido recoger en nuestra comunidad autónoma.

Con lo que vimos y las explicaciones del guía se nos revelaron las respuestas a muchas preguntas tales como: ¿qué es un fósil?, ¿cómo era el paisaje hace 330 millones de años?, ¿cuál es el trabajo de los paleontólogos?, ¿cómo se extinguieron los dinosaurios?.

A través del pasillo de la Evolución, en el que pudimos revisar todo lo que hemos estudiado sobre esta en este trimestre, llegamos hasta la colección Longinos Navás.

A través de la colección de este naturalista jesuita aprendimos cómo sería un gabinete naturalista del siglo XIX, cómo se clasifican los animales, qué diversidad de formas de vertebrados existen en la actualidad y cómo es el mundo de los insectos. La colección se compone de más de 400 piezas que incluye animales naturalizados procedentes de todo el mundo, invertebrados, esqueletos, herbarios y una enorme colección de insectos.

Sin duda pasamos una mañana estupenda, preludio de unas merecidas vacaciones.